X
X

Cómo comprar

Puede visitar nuestra librería (lun. a vie. 13 a 18 hs.) o consultarnos sobre otros puntos de venta.

Envíos nacionales: por correo argentino o expreso puerta a puerta, previa transferencia o depósito.

Envíos al exterior: por correo argentino, previa transferencia mediante PayPal.

Escríbanos a vorticelibros@gmail.com para intercambiar los datos necesarios.


El Anticristo

Disponibilidad

Impreso stock

Datos técnicos

204 pgs. | 14 x 20

Datos del libro

  • Título: El Anticristo
  • Autor: Federico Mihura Seeber
  • Editorial: Samizdat
  • Lugar: Buenos Aires
  • Año: 2014 (2ª edición)
  • ISBN: - - -

Indice

Prólogo

   1. ¡Qué raro, qué raro!

   2. Paréntesis de auto-crítica y auto-justificación

   3. ¿Y el Anticristo?

I. El Anticristo

II. El Anticristo-Salvador

III. Semblanza Moral del Anticristo

   1. La “ruina moral” del Hombre

   2. Virtudes y vicios del Hombre-Anticristo

   3. La caridad invertida, causa de la ruina moral del Hombre

IV. El Poder de la Bestia

V. El Anticristo perseguidor

   1. La ley del Anticristo

   2. La persecución del Anticristo

VI. La Segunda Bestia. La Religión del Anticristo

   1. Lex orandi

   2. Lex credendi

Epílogo

Apéndice (sobre la lectura de Poder global y religión universal, de Juan Claudio Sanahuja)

Reseña

“Que nadie en modo alguno os engañe, porque antes ha de venir la apostasía y ha de manifestarse el hombre de la iniquidad, el hijo de la perdición, que se opone y se alza contra todo lo que se dice Dios o es adorado, hasta sentarse en el templo de Dios y proclamarse Dios a sí mismo” (II Tes. 2, 3-4).

“Quien considere todo esto tendrá que admitir de plano que esta perversión de las almas es como la nuestra, como el prólogo de los males que debemos esperar en el fin de los tiempos; o incluso pensará que ya habita en este mundo el hijo de la perdición de quien habla el Apóstol” (San Pío X, E Supremi Apostolati, 1903).

“Cuando estas cosas comenzaren a suceder, cobrad ánimo y levantad vuestras cabezas, porque se acerca vuestra redención” (Lc. 21, 28).

Vínculos