X
X

Cómo comprar

Puede visitar nuestra librería (lun. a vie. 13 a 18 hs.) o consultarnos sobre otros puntos de venta.

Envíos nacionales: por correo argentino o expreso puerta a puerta, previa transferencia o depósito.

Envíos al exterior: por correo argentino, previa transferencia mediante PayPal.

Escríbanos a vorticelibros@gmail.com para intercambiar los datos necesarios.


El que vuelve

No Disponible

Datos técnicos

298 pgs. | 15 x 22 cm.

Datos del libro

  • Título: El que vuelve
  • Autor: Chasles - Pinsk - Rovira
  • Editorial: Vórtice
  • Lugar: Buenos Aires
  • Año: 2017
  • ISBN: 978-987-9222-90-4

Indice

Nota a la presente edición, por P. Francisco Rostom Maderna

Libro Primero
EL QUE VUELVE - Antología -
por Madeleine Chasles

Carta prefacio a la 1ª edición, por Dom Fernando Cabrol

Prólogo
Al lector

Introducción
   I.    A todos los que hayan amado su venida
  II.    Por su aparición y por su reino
  III.   Volverá de la misma manera
  IV.   Ojos para no ver
  V.    Les abrió la inteligencia para que comprendieran las Escrituras

Primera Parte. Volverá
   I.    ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?
  II.    Para ser un signo de contradicción
  III.   He aquí que vengo
  IV.   Les hizo hermenéutica de lo que en todas las Escrituras había acerca de Él
  V.    Cosas que los mismos ángeles desean penetrar
  VI.   ¡Hasta que Él venga!
VII.  El Día del Señor vendrá como ladrón
VIII. ¡He aquí al esposo!
  IX.   Guardaban las vigilias de la noche
  X.    Esperaba la consolación de Israel
  XI.   Y mirad que vengo pronto
XII.  El misterio de iniquidad ya está obrando
XIII. Como sucedió en los días de Noé y en los días de Lot
XIV. Al encuentro del Señor en los aires
XV.  Veré a Dios desde mi carne
XVI. Y le verán todos los ojos

Segunda Parte. Reinará
   I.    Es necesario que Él reine
  II.    Es a Mí a quien rechazan para que no reine sobre ellos
  III.   Yo soy Rey. Yo para esto nací
  IV.   Lleguémonos confiadamente al trono de la Gracia
  V.    Como tamo de trigo que lleva el viento en las eras de verano
  VI.   Herirá las cabezas en toda la tierra
VII.  Degolladlos en mi presencia
VIII. Se sentará en el trono de su Gloria
  IX.   Y no aprenderán más la guerra
  X.    La magnificencia de los reinos será dada al pueblo de los santos

Tercera Parte. Las Señales
   I.    ¿Cuál será la señal de tu Parusía?
               Señales del mundo natural
  II.    Es preciso que venga la apostasía primero
               La difusión del Evangelio
               La apostasía de los estados y de las almas
               Los Sin Dios
  III.   ¿Por qué se amotinan las gentes?
               La crisis económica mundial
  IV.   El Israel de Dios
  V.    No quedará piedra sobre piedra
  VI.   ¡Oh hijos de Israel! Seréis recogidos uno por uno
               La reconciliación de los judíos vista por San Pablo
               La reunión de los judíos vista por los Profetas
VII.  Yo los plantaré en su propio suelo
               Las ciudades
               La vida agrícola

Conclusión
Apéndice I. Las Profecías
Apéndice II. El Reino Milenario
Apéndice III. La Vuelta y el Reino de Cristo en la Liturgia
       Tiempo de Adviento
       Tiempo de Navidad
       Tiempo de Epifanía
       Tiempo de Pascua
       Tiempo después de Pentecostés
       Misa del Común de los Santos


Libro Segundo
LA VENIDA DEL SEÑOR EN LA LITURGIA
por P. Johannes Pinsk

       1. Adviento
       2. Navidad
       3. Epifanía

Libro Tercero
LA PARUSÍA O SEGUNDA VENIDA DE JESUCRISTO AL MUNDO
por P. Juan Rovira

       Realidad de la Parusía
       Hora de la Parusía
       Señales de la Parusía
               Señales remotas
               Señales próximas. En el mundo
               Señales próximas. En el cielo
       Carácter de la Parusía
       Venida gloriosa de Cristo
       Escolta de Cristo
       Resurrección de los santos y congregación de los escogidos
       Derrota y destrucción del Anticristo
       Reino de los Santos
       Resurrección universal y Juicio Final
       Duración del Reino de los Santos

Lecturas recomendadas

Reseña

Toda nuestra esperanza cristiana está íntimamente unida a la Vuelta de Cristo y a la Resurrección de los cuerpos: “Poned toda vuestra esperanza en la gracia que se os traerá cuando aparezca Jesucristo” (I Ped. 1, 13). Debemos dirigir nuestros deseos hacia ese día, que será el de nuestra gloria y de nuestro triunfo, porque será el día de la gloria y del triunfo de Cristo y de la Iglesia. Esto es, pues, un hecho capital, un suceso central, la llave de bóveda de todo el edificio cristiano. Es preciso esperar la aparición de Cristo y su Reino.
 

Vínculos