X

Contáctese con nosotros:

X

Cómo comprar

 

Descenso y Ascenso del Alma por la Belleza (2ª ed. ampliada)

Disponibilidad

Físico

Datos técnicos

198 pgs. | 14 x 20 cm.

Datos del libro

  • Título: Descenso y Ascenso del Alma por la Belleza (2ª ed. ampliada)
  • Autor: Leopoldo Marechal
  • Editorial: Vórtice
  • Lugar: Buenos Aires
  • Año: 2016 (2ª ed. ampliada)
  • ISBN: 978-987-9222-80-5

Indice

Nota preliminar, por María de los Ángeles Marechal

Prosa de Marechal, por Francisco Luis Bernárdez

Carta, de Atilio Dell’Oro Maini

DESCENSO Y ASCENSO DEL ALMA POR LA BELLEZA

    1.  Argumento

    2.  La belleza creada

    3.  De qué manera conozco lo bello

    4. La vocación del alma

    5. El descenso

    6. La esfinge

    7. El juez

    8.  El microcosmos

    9. El ascenso

  10. El “sí” de las criaturas

  11. Los tres movimientos del alma

  12. El mástil

DIDÁCTICA POR LA BELLEZA, O DIDÁCTICA POR LOS VESTIGIOS DEL HERMOSO PRIMERO (texto inédito)

TEORÍA DEL ARTE Y DEL ARTÍFICE

LEGALIDAD E ILEGALIDAD EN LA CRÍTICA DE ARTE

Bio-Cronología de Leopoldo Marechal, por María de los Ángeles Marechal

Reseña

      En un lenguaje que participa de la tersura y de la profundidad significativa que se advierte en el de los místicos españoles de la mejor época, se describe en esa glosa admirable los movimientos del alma en sus afanes por alcanzar la felicidad sin límites de la luz increada. Obra de neto cuño platónico-agustiniano, cruzada y fecundada por Santo Tomás y San Dionisio el Areopagita, Descenso y ascenso del alma por la belleza (cuyo decoro estilístico tiene una majestad impresionante) es un regalo más que nuestras letras nunca agradecerán bastante a este gran poeta y gran cristiano que se llama Leopoldo Marechal (Francisco Luis Bernárdez).

      Aun por encima de Darío y de Lugones, Marechal es el poeta: el primer poeta de América. El poeta justo, el poeta libre y ajustado. Sin corset, pero encorsetado de musculatura poética. Con sístole y diástole. No un ventrílocuo, sino un cordílocuo. No un saltimbanqui de la técnica, sino un juglar que baila en puntas de pie sobre los finísimos reflejos de los vitrales de una catedral en honor de Nuestra Señora. Un poeta a quien Ella le comprometió para siempre con el sobrenombre de hijo. Alguien en quien la gracia cruje a luz (Ignacio Braulio Anzoátegui).

Vínculos